3 sangrías que no te pondrán en cualquier chiringuito

Todavía queda verano, ¡que nadie os diga que no! Todavía quedan terrazas que conocer, cenas de amigos que organizar y nuevas recetas que descubrir. Hoy, compartimos con vosotras y vosotros tres sangrías muy especiales que no os servirán en ningún chiringuito, porque sabemos que lo de siempre, a veces, cansa un poco 😉.

Seguro que siempre has pensado que la sangría es una bebida típicamente española, pero la realidad es más curiosa: en realidad, se originó en Inglaterra, ya que según la página web Muy Historia en 1788 el padre y escritor Esteban Torres afirmaba en su Diccionario del Castellano que la sangría era una bebida inventada por los ingleses que se tomaba mucho en las colonias inglesas y francesas de América.

Sin embargo, sí hay una parte de la bebida que podemos sentir propia: el nombre. También como relata Muy Historia, el término aparentemente proviene de la voz inglesa sangaree, la cual, a su vez, se inspiró en la española ‘sangre’ dado por su color.

Sí, sí, ya frenamos la clase de historia, que lo que vosotros y vosotras queréis son las recetas de estas sangrías tan originales 😜

 

Sangría de cerveza

Como lo lees, de cerveza. Es una de las bebidas más consumidas durante los meses de verano, así que, ¿por que no atreverse con otra manera de tomarla? La receta se la tenemos que agradecer a Con Mucha Gula y al local londinense Iberica, desde donde se creó la peculiar receta.

Ingredientes para 6-8 personas

  • cervezas
  • fresas cortadas en trozos
  • naranjas cortadas en en rodajas
  • limón en rodajas
  • Ralladura de lima
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 l. de zumo natural de piña o mango
  • Hielo

Elaboración

  1. En una jarra grande, echar las rodajas de naranja y limón, las fresas en rodajas también, el zumo de frutas y el azúcar. 
  2. Remover bien y dejar macerar en la nevera unas horas.
  3. Sacar la jarra de la nevera y añadir, una a una y muy despacio, las cervezas. 
  4. Añadir los hielos y remover ligeramente con una cucharilla larga.
  5. Rallar la piel de lima. 
  6. Servir muy fría. 

*Si no se tienen frutos rojos se puede utilizar un sirope de fresa en su lugar. Además, hay versiones de esta sangría que incluyen un chorrito de vodka o vino blanco en lugar del zumo de frutas. 

 

Sangría de frutos rojos

Lo más típico es hacer tu sangría con limón y naranja, pero ya te hemos advertido que estas no son sangrías cualquiera. En este caso, ¿por qué no variar un poco el toque afrutado?

Ingredientes

  • 130 gramos de moras
  • 130 gramos de frambuesas
  • 1 naranja cortada en rodajas finas
  • rallado de naranja
  • melocotones picados y picados
  • ⅔ taza de brandy
  • 5 cucharadas de jarabe de agave
  • 1 cucharada cointreau
  • 1 litro de vino tinto
  • 1 taza de agua de Sprite
  • 1 vaina de vainilla

Preparación

  1. En una jarra grande, marinar las frutas y la cáscara con el brandy, agave, y cointreau por 2 horas.
  2. Después de las dos horas, colocar las frutas en una jarra grande.
  3. Verter el vino en la jarra sobre las frutas.
  4. Añadir el resto de ingredientes y remover para mezclar todo.

 

Sangría azul 

La última, pero no la menos importante, no podía faltar en nuestra lista. ¿Te animas con una sangría de tu color favorito?

Ingredientes 

  • 1/2 botella de Gik
  • El zumo de 1/2 limón
  • Peladura de naranja
  • 10 cl sprite
  • Hielo

Preparación 

  1. En una jarra grande, añade mucho hielo
  2. Vacía media botella de Gik
  3. Exprime el zumo de medio limón y añade la peladura de naranja, que servirán para darle el toque a frutas
  4. Vierte el Sprite
  5. Remueve para que todos los ingredientes queden bien mezclados

 

 

Ahora solo queda encontrar la ocasión perfecta, la compañía y la música.

#EnjoytheRevolution