Gik Blue, la revolución azul aterriza en Estados Unidos

Llega al gigante americano con reservas de más de 30.000 botellas

Gik Blue, la blasfema bebida con la que cinco jóvenes españoles han revolucionado la industria vitivinícola, llega ahora a Estados Unidos. Tras meses de duro trabajo y después de haber sido calificado como “algo que todo el mundo debería probar” por el equipo editorial de la revista Time, la startup ha conseguido lanzar su producto al otro lado del charco. Allí, acumulan ya más de 10.000 reservas. 

Un sabor dulce, su vibrante color índigo y la ausencia de normas de cata y consumo son las principales características de Gik Blue, con las que ha puesto patas arriba la industria más tradicional del mundo. Como vienen haciendo desde 2015 en varios países de Europa, allí también comparten su creación a través de la mayor bodega del mundo: internet.  

“Estamos muy agradecidos por todo el interés que estamos percibiendo desde el país y por eso queríamos llegar lo antes posible”, explica el joven equipo. Y no es de extrañar, pues tienen más de 10.000 reservas en su página web estadounidense que equivalen a unas 30.000 botellas. Estos datos contrastan con la resistencia que han sufrido desde sus comienzos por parte del área más purista e inmovilista del sector en España, que no ha parado de tildar el producto de “blasfemia” o “terrible invención”. 

¿Por dónde empieza la aventura?

Gik comenzará a expandirse por Miami, Boston y varias ciudades de la Costa Este antes de este verano, pero según las previsiones de la empresa en breves se extenderá al resto de estados.

Muy pronto los pedidos se pondrán en marcha para que los norteamericanos puedan por fin brindar en rojo, blanco y azul.